Crónica de un contrato con el Estado 1

Como sabemos los informáticos y quienes usan cintas métricas (entre otros), la vida no empieza en 1 sinó en 0. Así que esta es la segunda parte de mi crónica.

Escribía ayer (bueno, en realidad anteayer) que sucede que los derechos de los reprimidos, normalmente son defendidos por los pocos quijotes que existen que por más locos que parezcan, quizá son más cuerdos que los que se creen cuerdos. Claro, usualmente esto se dan cuenta cuando ya estos personajes valiosos están muertos.

Así que empieza la historia realmente cuando comienza a haber contratos de trabajo para quienes hacemos software libre hacia el año 2008. La Presidencia de la República decide poner en práctica lo que considera que ha sido llamada a hacer, promover y capacitar alas entidades en el uso de herramientas de software libre. Nosotros solamente nos remitimos a intentar participar en el proceso ya que somos personas que ignoramos de los avatares de ese gran ejército vertical que se llama Estado.

Hermos esperado dos años desde que empezamos a hacer activismo para que esto sucediera. Habíamos hecho trabajos a pérdida para obtener un curriculum de clientes satisfechos. Finalmente nos aprueban por precio, prestaciones y experiencia. Celebramos y comenzamos con pie derecho la consecución de las tareas. Habíamos hecho la propuesta en equipo participando todos los que ibamos a trabajar….seríamos socios. 🙂

Esperábamos ansiosos que nos digan que empecemos a trabajar pero estas cosas con el Estado son demorosas. He sido testigo en algunas instituciones que solo van rápido si hay “incentivo”. Puedo decir questa entidad me ha parecido honesta. Es algo encomiable donde todo es corrupción. Finalmente nos dicen que empecemos a trabajar. Pedimos el contrato y nos dicen que ya va a  y que adelantemos el trabajo. Dicen que firmaremos el contrato poco antes de culminar y el pago se va agilitar. Teníamos nuestras dudas pero estábamos tan entusiasmados que nos arriesgamos.

El trabajo en colaboración es algo que amerita su propio espacio, asi que nos vemos mañana para contarles sobre esta aventura en la cooperativa de trabajo que hicimos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo software libre

Una respuesta a “Crónica de un contrato con el Estado 1

  1. Alberto Zambrano

    Hola Quirilo que gusto saludarte…
    He leido tu comentario y me parece interesante que registres la bitacora del negocio, en mi caso personal he realizado ofertas y gané un concurso para proveerle al estado, como tu bien dices (escribes) cada institución tiene su propia personalidad. Solo dos cosas te puedo recomendar, trata de hablar siempre con la misma persona, es decir, establece relación con un solo responsable de la cantratación y por lógica de negocios no entregues nada ni trabajes mucho sin anticipos económicos. Por lo demas mi querido amigo mis mejores deseos para que tu relación con el estado sea de los mas provechosa para ambas partes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s